Dayamineral

¡Empieza ahora!: 3 consejos de hábitos saludables para tu vida

Consejos para aplicar hábitos saludables en adultos

¡Empieza ahora!: 3 consejos saludables para tu vida

Nunca es tarde para empezar una vida que apueste a aplicar hábitos saludables que beneficien al organismo, cómo nos sentimos y que por ende, que nos hagan vivir mejor aún siendo adulto.

Aunque muchos dicen que es muy importante llevar un estilo de vida saludable, poco se habla sobre cuáles son esos hábitos y qué hacer para aplicarlos en mi día a día de forma eficaz. Es por ello, que aquí te dejamos algunos consejos ideales para empezar desde ya mismo.

1. Mantenga un peso saludable

Estar conscientes de lo importante que es mantener un peso saludable es necesario en tu estilo de vida, puesto que de ello derivan las acciones que nos ayudarán a lograrlo, tales como:

  • Mantener una dieta que responda a las necesidades nutricionales con alimentos, bebidas y meriendas saludables.
  • Practicar actividad física o ejercicio regularmente.

Estas prácticas además de ser saludables, nos ayudan a prevenir la obesidad y el exceso de peso, los cuales se constituyen un factor de riesgo común en enfermedades renales, cardíacas, accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2, hipertensión, algunos tipos de cáncer y otros problemas de salud crónicos.

Algunas circunstancias de tu día a día podrían convertirse en factores de riesgo para sufrir de sobrepeso, tales como: un alto consumo calórico, la falta de descanso, el sedentarismo, antecedentes familiares, ingesta de medicamentos como esteroides y cambios emocionales drásticos.

2. Mantenga una alimentación balanceada y saludable

La alimentación es fundamental para proveer sustancias nutricionales al organismo, no obstante, no solo se trata de qué comer para sentirse satisfecho, sino de hacer elecciones sabias sobre el tamaño de las porciones, los tipos de alimentos y la frecuencia con que son consumidos.

En general, la alimentación debe responder a tus necesidades nutricionales, por lo que, los productos que integran tu dieta deben complementarse para atender los aportes de vitaminas, minerales y demás sustancias necesarias para el cuerpo. En este sentido, crea un plan alimentario que contenga los siguientes grupos:

  • Variedad de frutas y verduras.
  • Granos integrales.
  • Cortes de carne magra (con poca grasa), como las aves sin piel, huevos, mariscos, entre otros.
  • Productos lácteos con poca grasa o sin ella.
  • Por otro lado, debes limitar el consumo de productos alimenticios poco saludables, tales como:
  • Azúcar añadida.
  • Grasas sólidas, como las mantequillas, margarinas, manteca de chancho, entre otros.
  • Productos fabricados a base de granos refinados, como el pan blanco, arroz y pastas.
  • Exceso de sal alimentaria o sodio.
  • Leche entera.

Para llevar a cabo una alimentación saludable puedes apoyarte de la información nutricional que está al reverso de los empaques, de este modo, serás más consciente de las cantidades nutricionales que consumes con cada porción y los alimentos que deberás omitir en tu dieta.

3. Practica actividad física durante el día

La práctica de actividad física regular contiene importantes aportes para la salud de quien la practica, pues podría influir positivamente en el ánimo, reducir el estrés y mejorar el descanso.

Por otro lado, tu salud también se beneficia, puesto que practicar actividad física regular podría:

  • Ayudarte a prevenir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.
  • Ayudarte a controlar la presión arterial.
  • Disminuir el riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

Cualquier movimiento que hagas durante el día (como levantarte de la silla de tu escritorio) se constituye actividad física, sin embargo, también podrías implementar una rutina que incorpore actividad física aeróbica, actividad física de fortalecimiento muscular o la combinación de ambas.

  • Actividad física aeróbica: su práctica acelera la frecuencia cardíaca y respiratoria. Tales como: caminata rápida, trote, montar en bicicleta, nadar, bailar o jugar futbol.
  • Actividad de fortalecimiento muscular o resistencia: sirven para fortalecer los músculos del cuerpo por la implementación de fuerza. Algunos de ellos son: levantamiento de pesas, flexiones de pecho, planchas, movimientos con bandas de resistencia, entre otros.

El mundo actual con tantas ocupaciones y cosas por hacer, puede llevarnos a sentir estrés y aunque los puntos que hemos mencionado también tienen aportes para aliviarlo, también es necesario que descanses bien, tomes pausas para distraerte con pasatiempos y compartas con compañía estas prácticas, además de ayudarte a manejar el estrés, son útiles para tu vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR ESTOS TEMAS

Multivitamínicos para niños
Multivitamínico para adultos
Multivitamínico para adulto mayor


Fuentes:
NIH. Recomendaciones de salud para los adultos. Fecha de revisión 15/03/2022
https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/alimentacion-saludable-actividad-fisica-vida/adultos?dkrd=/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/mejorar-salud-consejos-adultos#actividad

Medline Plus. Vida saludable. Fecha de revisión 15/03/2022
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002393.htm

PER2229178