Dayamineral

La alimentación en los adultos mayores

Una alimentación sana y balanceada es importante a cualquier edad y etapa de la vida, puesto que de ella provienen sustancias nutricionales que el cuerpo requiere para ejercer sus procesos. 

No obstante, conforme van pasando los años, el ritmo de vida varía y por ende, tus necesidades nutricionales también, por lo tanto, la alimentación debe responder a estos requerimientos.

Aspectos influyen en la alimentación de las personas de la tercera edad 

Con la llegada de la vejez, van apareciendo cambios en tu vida cotidiana que podrían influir en la manera de alimentarse, algunos de ellos son:

  • En el hogar: en muchas ocasiones los adultos mayores que quedan viviendo solos, pueden tener dificultad para cocinar o alimentarse. 
  • Los medicamentos: es posible que los tratamientos que estén tomando cambien el sabor de las comidas, causen resequedad o inapetencia. 
  • Los ingresos: en muchos casos el factor económico influye en la compra de los alimentos.
  • Inconvenientes para masticar o tragar los alimentos.
  • Alteraciones en el olfato y gusto. 

¿Cómo planificar una alimentación saludable para personas de la tercera edad?

Nunca es tarde para empezar hábitos alimenticios saludables y si estas en la etapa de la tercera edad o con los cuidados de uno, considera estos consejos:

  • Elige alimentos con alto valor nutricional, en vez de los que tienen muchas calorías. Algunas opciones son: frutas, vegetales, granos integrales, productos lácteos descremados o sin grasa y fortificados, pescados, mariscos, cortes de carne magra, aves, huevos, nueces, semillas y frijoles. 
  • Evita consumir alimentos con calorías huecas o vacías, se trata de todos esos productos alimenticios que tienen alto valor calórico y muy pocos nutrientes, tales como las bebidas azucaradas, alcohol, dulces, papas fritas, entre otros. 
  • Evita comer alimentos bajos en colesterol y grasas, como las grasas saturadas (las que son de origen animal) y trans (las que están presentes en productos procesados como la margarina). 
  • Tome bastante líquidos. A medida que las personas envejecen, puede que sientan menos sed, por lo tanto, sienten menor necesidad de beber agua, lo que podría conducir a una deshidratación. Por otro lado, también existen medicamentos que exigen que la persona tome más líquidos.

Problemas comunes en la alimentación de personas de la tercera edad 

En oportunidades, las enfermedades, problemas y condiciones pueden entorpecer tu alimentación saludable, en estos casos puedes:

  • Si el problema es porque te sientes solo, intenta invitar o visitar a un amigo, también puedes acercarte a un centro para adultos mayores, religioso o comunitario.
  • Si el problema es para masticar, es importante visitar a un especialista odontológico.
  • Cuando el problema sea para tragar, intenta beber abundante líquido y plantee esta situación al médico de cabecera para que evalúe y determine la causa.
  • Si el problema es para oler o probar las comidas, intenta incorporar alimentos que proporcionan color y textura, como los vegetales y frutas.
  • Incorpora bocadillos saludables a tu dieta diaria, como fruta picada. 
  • Si el problema es una enfermedad que impide cocinar o alimentarse con normalidad, visita al médico lo más pronto posible. 

Hacer ejercicios con regularidad es una práctica saludable para tu organismo, además, ayuda a sentir hambre en los casos de inapetencia. 

Fuentes:

Medline Plus. Nutrición para personas mayores. Fecha de revisión: 21/9/2021

https://medlineplus.gov/spanish/nutritionforolderadults.html

Minsa. Nutrición por etapa de la vida del adulto mayor.  Fecha de revisión: 21/9/2021

http://www.minsa.gob.pe/diresahuanuco/NUTRICION/documentos/Alimenta_Adulto_Mayor.pdf (437 KB)