Dayamineral

¡No te detengas!: cuida tu salud antes, durante y después de un viaje

¡No te detengas!: cuida tu salud antes, durante y después de un viaje

Cuando viaja, debe disponerse a realizar pequeños cambios para adaptarse a la situación que emprende, ya sea que se trate de un viaje de trabajo o de unas merecidas vacaciones, siempre es bueno considerar varios criterios para que este tenga los menores riesgos de salud posible.

Antes de emprender el viaje:

Son muy pocas las veces que nos toca viajar de imprevisto, por lo general, es una acción planificada con varios días de anterioridad, durante esta fase, es importante tomar en cuenta varios criterios:

  • Consultar a su médico: siempre que exista una condición de salud (como estar embarazada) o enfermedad, es recomendable visitar al médico, para plantear el viaje y que este recomiende cuidados especiales necesarios para disminuir riesgos. Aproveche esta oportunidad, para que el médico le indique los medicamentos e implementos de primeros auxilios que son necesarios para su viaje.
  • Asegúrese de protegerse: este es un aspecto muy importante, aún más cuando se trata de viajes internacionales, y que además tiene relación con el punto anterior, se trata de asegurarse de tener las vacunas necesarias según el lugar de destino, su médico podría recomendarle vacunarse, por ejemplo, contra la fiebre amarilla o la hepatitis A y B, que le ayudarán a protegerse de dichas enfermedades. 
  • Tome las previsiones necesarias: ser precavido nunca está demás, asegúrese de tener un lugar para llegar y llevar los contactos de quienes le reciben, anotados en el celular y agenda a la vez -nunca se sabe qué pueda pasar-.  
  • Investigue sobre su destino: conocer un poco sobre la gastronomía local -por ejemplo- para tener mapeado cuales podrían ser los platos de su elección, tomando en consideración un repaso por los ingredientes que contiene cada receta y las alergias que padece. 
  • Arme sus maletas: hacer maletas suele ser una de las actividades más divertidas de esta fase, sin embargo, en el caso de los viajes en avión, puede ser un problema el límite de peso, por eso, es importante tenerla lista con anterioridad, para clasificar lo que verdaderamente es necesario. En este sentido, no olvide empacar sus documentos personales, los medicamentos recetados por el médico, pastillas para mareos y  dolor de cabeza, un botiquín de primeros auxilios y un poco más de ropa necesaria de la que considera justa, para los días de viaje que tiene planeado.
  • Haga las verificaciones respectivas: si su viaje es por avión/transporte terrestre público, confirme el horario de salida y calcule bien el tiempo con anterioridad que debe estar en el aeropuerto/terminal de buses. En el caso de que viaje en coche particular, mande a realizar el chequeo respectivo con su mecánico de confianza y asegúrese de que todo esté en condiciones óptimas.

Durante el viaje:

  • Seguridad: tenga en cuenta que la seguridad es lo más importante, por lo tanto, lo primero que debe hacer luego de ubicarse es, abrocharse el cinturón.
  • Ejercite sus músculos durante el recorrido: no se trata de que tiene que realizar sentadillas o algo por el estilo, sino de trabajar los músculos mientras se encuentra sentado, como tocarse la punta de los pies, o elevar las piernas flexionadas hasta el pecho (una a la vez), y sostenerlas con las manos por unos segundos. Si anda en coche particular, realiza paradas cada cierto tiempo, para caminar y estirar los músculos. 
  • Utilice protección: recuerde siempre utilizar filtro solar y repelentes de mosquitos.  
  • Maleta de mano: disfrute siempre de su viaje, sin embargo, debe ser precavido de cargar en un bolso de mano, sus documentos personales, medicamentos, e hidratación. 

Después del viaje:

  • Descanso: todos los viajes cansan, aún siendo los más placenteros, por eso, es recomendable volver a casa al menos 2 días antes de retomar sus actividades de rutina, para que pueda tomarse un tiempo para relajarse.
  • Consulte a su médico de ser necesario: si siente alguna molestia o afección después del viaje, no dude en consultar a su médico, pues pudo adquirir un virus o infección durante la travesía. 

Viajar es un gran placer porque permite conocer nuevas culturas. La precaución es la base para disminuir al máximo los riesgos que pueden afectar su aventura, aunque existan situaciones fortuitas que no se puedan evitar, ser precavido, le ayuda a estar preparado para enfrentar los riesgos durante el viaje y a retomar sus hábitos del día a día sin mayores complicaciones. 


Fuentes:

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los viajes durante las vacaciones de primavera https://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/ViajesVeranoSeguros/

Kids Health. Conservando la salud al viajar.  https://kidshealth.org/es/parents/family-travel-esp.html