Dayamineral

5 pasos para empezar hábitos saludables

paso a pasos para crear hábitos saludables y sencillos

5 pasos para empezar hábitos saludables

5 pasos para empezar hábitos saludables

Los hábitos son conductas repetitivas que inconscientemente vamos convirtiendo en parte de nuestro día a día. Con el paso del tiempo, empezamos a adoptar hábitos saludables y otros no tan saludables, que poco a poco van forjando nuestro estilo de vida y que finalmente, podrían convertirse o no en un factor de riesgos para el desarrollo de enfermedades, como las relacionadas al corazón, obesidad, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

Tener la disposición de hacer cambios saludables, es el primer paso para empezar un nuevo estilo de vida en pro de la buena salud, en este sentido, te mostramos algunos pasos sencillos pero significativos para convertir tus buenos comportamientos en hábitos que te beneficien por el resto de la vida.

1. Haga un análisis

Revisa tus patrones de comportamientos diarios e identifica cuáles son convenientes para tu salud y los que no. Finalmente, debes establecer una solución para mejorar esos patrones de conducta que no son saludables. En este sentido, para hacerlo más didáctico, puedes diagramarlo de la siguiente forma:

Actividad Bueno/malo Objetivo final
Come mucho al mirar la televisión. Malo Disminuir el consumo excesivo de comida. 
Toma un vaso de agua cada vez que va a la cocina.  Bueno Mantenerte hidratado. 
Fuma un cigarro en cada pausa laboral. Malo Evitar el cigarrillo.  

Una vez que aprendemos a identificar cuáles son nuestros hábitos actuales, tendremos un punto de partida para plantear pequeños cambios en favor de la salud y estilo de vida.

2. Idea un plan

En este segundo punto que es correlativo al paso anterior, es importante considerar las formas o pequeños objetivos que nos ayudarán a avanzar en nuestra decisión de mejorar nuestros hábitos, en base a los objetivos generales que hemos propuesto, luego de identificar las prácticas poco saludables.

Estos pequeños objetivos deben ser razonables y fáciles de cumplir para avanzar al punto final. Por ejemplo:

Actividad Bueno/malo Objetivo general Objetivos específicos
Come mucho al mirar la televisión. Malo Disminuir el consumo excesivo de comida.  -Alejar los distractores de la zona donde comes. 

-Mantener apagado el TV mientras disfrutas de tu comida. 

Fuma un cigarro en cada pausa laboral. Malo Evitar el cigarrillo.   -Elegir prácticas alternativas y agradables para las pausas laborales. Como una videollamada para saludar a los niños o pensar en un plato rico y saludable para preparar el fin de semana. 
Toma un vaso de agua cada vez que va a la cocina.  Bueno Mantenerte hidratado.

Siempre es importante orientar las soluciones y objetivos en prácticas que vayan en la misma órbita de llevar un estilo de vida saludable, en este sentido, no es conveniente reemplazar un mal hábito por otro que también pueda resultar un problema.

Por ejemplo: Dejar de fumar para ir a la tienda por refrigerios poco saludables como galletas y gaseosas.

En este sentido, tu plan debe apuntar a la ejecución de prácticas como: la ingesta de refrigerios saludables, eliminación de tentaciones y buscar espacios que permitan la relajación.

-La familia y el entorno social

Las personas con las que convivimos pueden tener un cierto impacto en nuestras conductas, por ello, quienes logran integrar a las prácticas saludables a quienes están alrededor, posiblemente tengan más fácil el camino de mantener buenos hábitos.

-Establezca posibles contingencias

Cada día trae consigo nuevas experiencias y posibles situaciones que no necesariamente se ajustan a nuestro plan, es por ello, que cuando estás intentando una nueva ruta saludable, debes considerar todos los puntos de vista posible, incluso los obstáculos que podrían aparecer durante el camino y qué hacer para enfrentarlos sin desviar tus objetivos finales.

3. Sea constante

Si ya has empezado un plan para mejorar tu estilo de vida, es importante considerar la constancia como un principio, no obstante, no siempre es del todo una tarea sencilla.

Aunque alcanzar ciertos objetivos suele ser gratificante, es necesario hacer algo para que los pensamientos negativos no disminuyan la intensidad de seguir con los buenos hábitos, una buena forma de hacerlo es registrar las actividades en un diario, aplicación móvil o computadora, de este modo, podrás identificar mejor cómo se desenvuelven tus patrones de sueño, nivel de estrés o incluso cambios en la dieta.

Por otro lado, al poder monitorear y controlar el comportamiento y los cambios alcanzados durante el tiempo que lleva con el plan, podrás incentivar también el autocontrol.

4. Piense a futuro

Según estudios, cada persona tiene un nivel de resistencia a dificultades diferente al resto, por lo tanto, hay quienes parecen ser más fuertes o débiles ante ciertos impulsos, a esto se le denomina “descuento por demora”, que en otras palabras significa, dejar de lado los beneficios que podrá alcanzar en un futuro, por tomar gratificaciones a inmediato plazo, aún cuando estás pongan en riesgo la meta trazada.

Pensar de este modo, solo nos atrasa o aleja del objetivo grande que sería (en este caso) mantenernos saludables. En este sentido, se plantea que la persona que se encuentra en un plan de buenos hábitos, pueda centrar sus fuerzas en alcanzar el premio mayor, imaginando o proyectando recompensas positivas que a su vez lo ayuden en el presente a tomar mejores decisiones.

5. La paciencia

Todo plan supone un proceso y estos se desarrollan paso a paso hasta alcanzar los objetivos, en este sentido, adoptar hábitos saludables puede parecer complicado, lejano e incluso hasta imposible, no obstante, es importante abordar también los problemas que puedan estar interfiriendo en la meta (como parte de las contingencias a las que nos referimos anteriormente), de este modo, será más fácil superar los obstáculos y alcanzar el éxito.

Si en un caso, cree que no está obteniendo los resultados que desea, replantee el proceso, pero mantenga la meta saludable hasta dar con el método adecuado para ti.

Tomar la decisión de tener buenos hábitos es altamente beneficioso para la salud en general, por ello, es muy importante aplicar un proceso que te permita mantenerlos en el tiempo. De ser necesario, pida ayuda profesional y recompense sus logros con estimulantes saludables, de este modo, tendrá mayor motivación para cumplir el objetivo final.


Fuente:

NIH. Crear hábitos saludables. Fecha de revisión 10/08/2022
https://salud.nih.gov/articulo/crear-habitos-saludables/

PER2243205 (v1.1)