Dayamineral

5 Razones por la que los niños deben hacer ejercicios

5 Razones por la que los niños deben hacer ejercicios

Los hábitos saludables son comportamientos que benefician la salud física, mental y social de quienes los practican. Hacer que los niños ejecuten hábitos saludables, aumenta la posibilidad de que también los realicen durante la edad adulta, lo que significa un aspecto muy positivo para la salud a lo largo de toda su vida.

¿Qué prácticas constituyen hábitos saludables en los niños?

Los hábitos saludables son un conjunto de acciones y/o comportamientos que ayudan a sentirse mejor a quienes los practican y por ende, podrían alargar el promedio de vida, algunos de estos hábitos para los niños son:

  • Hacer ejercicios regularmente: sin lugar a dudas es una práctica estrella en cuanto a beneficios para el cuerpo, ya que, no solo estimula el buen funcionamiento de diversos procesos orgánicos, sino que también, ayuda a lucir mejor físicamente, además, es un aspecto importantísimo en cuanto al control de peso.
  • Alimentarse adecuadamente: otra de las prácticas que más benefician al organismo es proveer alimentos que atiendan las necesidades nutricionales del cuerpo para desarrollar sus funciones. Es decir, aplicar una dieta con grasas saludables, poca sal y azúcares añadidos, en su lugar, incluir variedad de nutrientes provenientes de todas las fuentes posibles, con azúcares naturales (como las frutas y verduras) y cortes magros (con poca grasa).
  • Limitar el tiempo frente a la pantalla: es muy común ver hoy en día a los niños frente al televisor o metidos de lleno en los videojuegos. No obstante, pueden llegar a reemplazar prácticas saludables como hacer ejercicios o disfrutar de la comida. Una opción para limitar la televisión, es evitar ponerlas en las habitaciones.

¿Por qué es importante que los niños hagan ejercicios?

Los niños pueden requerir al menos 60 minutos de actividad física diaria, sin embargo, esta puede ser en sesiones fraccionadas o completas (dependiendo de como le resulte mejor), pues el ejercicio regular les ayuda a:

  • Sentirse menos estresados: el ejercicio físico tiene la capacidad de centrar la atención en los movimientos, siendo posible liberar el estrés.
  • Sentirse mejor con ellos mismos: el ejercicio en los niños ayuda a promover la autoconfianza al poder lograr las metas que se propongan.
  • Mantener un peso saludable: el tema del peso más que solo verse bien, tiene relación con “sentirse bien”, por lo tanto, es un aspecto de salud general.
  • Desarrollar y mantener huesos y músculos sanos: el constante movimiento resulta ser una práctica beneficiosa para fortalecer los huesos y músculos, un punto a favor de los niños en etapa de crecimiento.
  • Mejora el descanso por las noches: sin lugar a dudas, luego de una intensa actividad diaria, el descanso se vuelve más placentero e idóneo para recargar las energías y continuar con las tareas del día siguiente.

Los niños aprenden mucho con el ejemplo que reciben del medio que los rodea, por lo tanto, se hace necesario que todos en casa practiquen hábitos saludables y los incorporen a ellos (los niños) a estas actividades, así pues, en vez de estar mucho tiempo frente al televisor o computadora, pueden hacer que el ejercicio sea saludable y divertido, algunas opciones son: andar en bicicleta, jugar bolos, practicar yoga y otras actividades que puedan disfrutar juntos.

Fuentes:

NIH. Moldee los hábitos de su familia.  Fecha de revisión: 31/03/2021

https://salud.nih.gov/recursos-de-salud/ediciones-especiales/crianza/moldee-los-habitos-de-su-familia/

Medline Plus. Ejercicio para niños. Fecha de revisión: 31/03/2021

https://medlineplus.gov/spanish/exerciseforchildren.html

NIH. ¿Cómo ayudar a su hijo? Fecha de revisión: 31/03/2021

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/ayudar-su-hijo