Dayamineral

6 pasos infalibles para enseñar a los hijos a andar en bicicleta

6 pasos infalibles para enseñar a los hijos a andar en bicicleta

6 pasos infalibles para enseñar a los hijos a andar en bicicleta

De los mejores recuerdos que guardan los niños en su mente, siempre está su primer día en bici y el proceso de aprendizaje de este. Es una acción que fortalece mucho las emociones de los pequeños, pues va más allá de simplemente tener un juguete nuevo, sino que también, debe enfrentar los retos que este representa. 

En relación a ello, es importante destacar “el tiempo de calidad” como fundamento para fortalecer el amor, en este sentido, atender y entender a los hijos fortalece los vínculos familiares. 

Papá juega un papel fundamental en los procesos de aprendizaje de sus hijos, y por sobre todo, esta gran experiencia de aprender a andar en bicicleta, no es la excepción. Quizás no sea la tarea más sencilla para ti como adulto responsable y en algunos casos impaciente, por eso te enseñamos unos cuantos consejos, para que esta actividad sea la más placentera posible y  puedas dejar en tu hijo los mejores recuerdos sobre esta mágica experiencia. 

  1. Elementos necesarios: es importante estar claros que de que las caídas forman parte del proceso de aprendizaje y por ende, es necesario el uso de casco y si fuere posible, rodilleras y coderas, lo que permitirá protección para evitar raspaduras.
  2. Preparar la bicicleta: consiste es colocar el asiento de la bici a la estatura adecuada para que el niño apoye sus pies en el suelo, en este sentido, podrá tener más equilibrio y a su vez, le permitirá sostenerse en caso de perderlo.
  3. Lugar adecuado: enseñar a andar en bici no es una tarea de un día, ni mucho menos hay que creer que será del todo fácil, por eso el lugar juega un papel importante, el cual, debe ser plano y con grass para amortiguar las posibles caídas. 
  4. El uso de los frenos: enseña la ubicación de los frenos apoyando sus manitos en el timón  y explica el momento en que debe utilizarlos. 
  5. Incentiva el equilibrio: una vez que tu hijo ya está sentado cómodamente y en un lugar idóneo, es momento de hacer que empiece a pedalear, para ello, sostén con tus manos la parte trasera de la bici e impulsa poco a poco, dejando que el niño se centre en tomar el equilibrio, sin soltarlo, indícale cómo girar y continúa acompañándolo, desde la parte trasera.
  6. Recorridos supervisados: una vez que vayas viendo que agarra el ritmo, ve soltando poco a poco, hasta lograr que continúe solo, es momento de seguir el recorrido muy diligentemente desde una distancia prudente, para apoyarlo cuando veas que pierde el control. 

La paciencia es una virtud que debe tenerse durante el proceso de aprendizaje, también se debe tomar en cuenta que como padres moldeamos conductas en los hijos, por lo tanto, dar ánimo a la persistencia y a nunca rendirse, es importante, tanto para aprender andar en bicicleta, como para los futuros retos que enfrentará a lo largo de la vida. Así que, más que enseñarles a cómo utilizar un nuevo juguete, se trata de una lección de vida y fortalecimiento de lazos familiares. 


Fuentes:

Healthy Children. Consejos de seguridad para el verano: cómo mantenerse seguro al aire libre

Medlineplus. Desarrollo de los niños en edad escolar